PONCHOS DE LANA DE CACHEMIRA

¿Quieres vestir al más puro estilo de Sudamérica? comodidad y clase acompañados de una gran selección con ponchos de lana de Cachemira.

¿QUÉ TIENEN DE ESPECIAL LOS PONCHOS DE LANA DE CACHEMIRA?

Los ponchos de lana de Cachemira son una excelente alternativa si buscas protección contra el frío. Solo apto para gente que desea vestir con gracia y estilo. La lana caprina ofrece una textura muy suave, parecida a la seda, además de ser tremendamente liviana.

La ligereza en este tipo de prendas es imprescindible debido a su forma y función. Para quien no lo vea claro todavía, se podría definir al poncho como un trozo de tela rectangular que en el centro tiene una abertura para introducir la chola.

Los ponchos vendrían a ser algo parecido a las capas. La diferencia es que las capas quedan echadas hacia atrás por la espalda. Por contra, los ponchos caen también hacia adelante, cubriendo parcialmente ambos lados del cuerpo. Por lo tanto, el poncho es un buen abrigo en los fríos meses de invierno, sobretodo si está hecho con tela gruesa.

Esta clase de ropa es bastante común en el Sur de América. Aunque antiguamente se fabricaban con materiales propios de esa región, ya que la lana de Cachemira se extrae de las cabras que viven en la zona del Tíbet.

Sin embargo, en relación a este material sí se podría hablar del chal. Esta es una prenda de vestir con un aspecto muy similar al poncho. Algunos chales sí que se fabrican con fibra de casimir (y otras como la seda) desde los tiempos de la antigua Asiria.

El chal, sin embargo, es una cosa ligeramente distinta al poncho. Aunque en ocasiones la gente utiliza esta palabra para referirse a él. Pero en realidad, un chal es simplemente un trozo de tela que se suele colgar de los hombros. A pesar de que no tiene agujero por donde meter la cabeza. Normalmente se confecciona con fibras muy finas y delgadas. Su cometido suele ser el de adornar elegantemente más que el de dar calor.

Algunas personas llaman bufandas a los chales, porque realmente su aspecto es muy similar. Sin embargo, el chal suele ser bastante más largo pudiendo llegar casi hasta el suelo o las rodillas.

No olvides que solo las vestimentas tejidas con lana de Cachemira al 100% son las que tienen el precio elevado. Si prefieres un producto más barato y asequible, entonces verás en los detalles que está mezclada con materiales diversos: sintéticos o lana de otros animales.

¿NO QUIERES NADA MÁS DE LAS CABRAS?

PONCHOS DE LANA DE CACHEMIRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 18 =